Productividad

3 cosas que no puedes ignorar si quieres aumentar tu productividad

Mucha gente cree que ser productivo significa decir sí a lo que tiene que hacer. Pero no se trata de eso en absoluto.

Se trata de elegir con cuidado.

Se trata de canalizar tu energía en una sola dirección para potenciar tus resultados.

Se trata de decir no a todo lo que te distrae de tu objetivo, porque decir no a las cosas que no son una prioridad te permite concentrarte en las cosas que son importantes.

Suena fácil, pero hacerlo requiere más que simplemente leer un nuevo artículo sobre productividad. Porque el problema no está en la información. No. El problema está en actuar sobre lo que ya sabes, en poner al mando esa versión de ti mismo que tiene el control de lo realmente importante.

1. Tus hábitos son determinantes.

Cuando queremos aumentar nuestra productividad, lo primero que hacemos es buscar nuevos métodos y aplicaciones que nos ayuden a organizarnos mejor, pensando que los sistemas que usamos no son buenos. Pero en realidad la productividad personal es una cuestión de hábitos.

Así que tienes que hacerte la pregunta correcta.

¿Tus hábitos de hoy te están llevando a donde quieres estar mañana?

Todos tenemos hábitos que nos roban nuestra concentración y nos hacen perder el tiempo. Asegúrate de estarle dedicando tiempo a lo verdaderamente importante. Esto me lleva al punto 2.

2. Todo es cuestión de enfoque.

Mantener tu enfoque en la tarea que estás realizando es esencial para tacharlo de tu lista de pendientes. De hecho, es mucho más importante que la metodología que utilizas, el software en el que te apoyas o los trucos que usas para ahorrar algo de tiempo.

Debes saber también que tu atención, tu capacidad para mantenerte enfocado, es un recurso escaso que se agota. Así que después de un largo período de concentración, busca un espacio corto para darle descanso y recuperar su capacidad inicial, como si fuera la batería de tu celular que necesita ser recargada.

3. Para ser más productivo, fortalece tu capacidad de enfoque.

No digo que sea sencillo. Nuestras vidas están llenas de cientos de distracciones. Pero si puedes manejar bien tu atención, volver al camino de la productividad después de un pequeño desvío será más fácil.

Los beneficios de aumentar tu enfoque son claros: cuando trabajas enfocado en las cosas correctas, obtienes más y mejores resultados. Al final, tu capacidad de aumentar tu productividad será uno de los factores determinantes para tener éxito en tu vida.

Comprométete a enfocar tus esfuerzos en trabajar en las cosas que mejoran tu carrera, tu negocio, tu organización. Comprométete a poner a trabajar la mejor versión de ti mismo ⭐

Nota: sigo avanzando con el manuscrito de mi libro y debo decirte que me ha ayudado mucho bloquear un espacio de tiempo temprano en la mañana para poder escribir concentrado, enfocado, sin interrupciones… no siempre es fácil, pero es una manera que me ha resultado muy efectiva.

Rafael Avilés Ledergerber

CEO Ecuaprimas

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS

 

Loading