3 formas prácticas de vivir tu vida con gratitud

3 cosas que te ayudarán a vivir tu vida con gratitud

¿Alguna vez has mirado todo lo que sucede en tu vida con gratitud?

Pasamos por la vida sin apreciar las cosas buenas que ya tenemos y muchas veces damos por sentado las bendiciones que recibimos.

Pero imagina cómo cambiaría tu vida y tu perspectiva si aprendes a tener en cuenta el sentimiento de gratitud por cada una de las cosas que te suceden.

Si quieres cambiar tu vida intenta dar las gracias, cambiará tu vida poderosamente.

Y no solo me refiero a las cosas buenas que nos pasan, porque la gratitud no se limita al sol en un día lluvioso, sino que se extiende a las tormentas también.

Además de estar agradecidos por los acontecimientos y personas positivas, debemos también estarlo por las cosas negativas que suceden y las personas que ponen a prueba nuestros límites y nos enseñan que podemos salir adelante incluso en condiciones difíciles.

Aquí están 3 cosas que puedes hacer hoy mismo y que te ayudarán a vivir tu vida con gratitud.

1. Enumera tus bendiciones

Cada mañana, al despertar, piensa en tres cosas por las que estás agradecido. Y cada noche, antes de dormir, piensa en tres cosas que sucedieron ese día por las que te sientes agradecido. Es la manera perfecta de comenzar el día y la manera perfecta de terminarlo.

Es increíblemente simple, pero funciona. Pruébalo y verás cómo te va.

2. Agradece con el corazón

Cuando alguien te hace una buena acción o te pasa algo bueno, ¿cómo reaccionas? Muchas veces decimos gracias por costumbre, pero no lo estamos sintiendo de verdad. Haz una pausa, siente, y di gracias de corazón.

En muchas ocasiones un gracias bien sentido, en el momento adecuado, es perfecto. En otras, escribir una nota de agradecimiento puede ser muy poderoso. Tómate un momento para hacerle saber a las personas que te han ayudado cuánto ha significado para ti.

El simple gesto de decir gracias puede iluminar la vida de los demás.

3. Usa la Regla del 2 por 1

Ha ocurrido algo desagradable. Te sientes triste y con ganas de llorar, o tal vez furioso y vengativo. En ese preciso momento, recuerda la regla del 2 por 1: por cada cosa mala que ocurra, piensa inmediatamente en dos cosas por las que estar agradecido. Sentir gratitud en momentos de gran estrés o profunda tristeza pueden ayudarte a mitigar el dolor y estar más tranquilo para enfrentar lo que está por venir.

Repite esto hasta que sentir gratitud se convierta en una parte integral de tu pensamiento.

Es posible que lo encuentres un poco confuso y complicado al principio. Pero no te permitas distraerte con este sentimiento. Confía en el proceso y sigue practicando.

Mientras más gratitud sientas por las cosas que ya tienes en tu vida, más cosas tendrás por las cuales agradecer

Te dejo aquí otro artículo que puede interesarte: El poder del pensamiento positivo: 5 cosas que cambiaron mi vida.

Rafael Avilés Ledergerber

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS


Loading