3 preguntas que estás haciendo mal

La crisis no es mala o es buena. Puede ser fantástica o puede ser fatal, depende de ti.

Elige tus pensamientos porque ellos controlan tu destino. Pueden motivarte a hacer cosas que nunca pensaste que podrías hacer. Al final, todo es cuestión de perspectiva y pensamientos positivos llevan a acciones positivas.

Así que observa lo que piensas y sé consciente de las palabras que surgen de tus pensamientos, porque serán determinantes para tu futuro.

1. No te preguntes “¿cuáles son las amenazas?”. Pregúntate, en cambio, “¿cuáles son las oportunidades que no estoy viendo?”.

Sin negar la realidad – porque esta crisis nos afecta a todos y no es buena para nadie – esta situación nos está dando un curso intensivo de iluminación. Sí. Nos está abriendo los ojos a un mundo de posibilidades que no estábamos viendo, porque tenemos los ojos vendados de todas las cosas que nos creemos incapaces de hacer.

Así que en vez de dejar que tu preocupación por la crisis nuble tu juicio, permite que sea tu fuente de motivación para darte cuenta de que tienes mucho que ganar. Porque, así como esta situación causará dificultades, también creará oportunidades. No dejes que esta crisis se desperdicie.

2. En vez de preguntarte “¿qué va a suceder en el futuro?”, pregúntate “¿qué quiero que suceda en mi vida?”.

Se trata de enfocarte en lo verdaderamente importante y hacer algo al respecto. Significa tomar decisiones difíciles. Significa decir NO a lo que te está frenando, y SÍ a lo que te ayudará a conectarte con tu propósito en la vida. Requiere de mucho, mucho coraje.

Hacer que las cosas sucedan es cuestión de prioridades, no de perfección, sabiendo que no tienes que hacerlo todo, serlo todo o tenerlo todo para vivir una vida que vale la pena vivir. ¿Qué tipo de vida quieres para ti?

3. No te preguntes “¿qué impacto tendrá esta crisis?”, sino más bien, “¿qué impacto quiero que tenga esta crisis en mi vida?”.

Cada día puedes tomar decisiones que impulsen y mejoren tu vida, sin importar las circunstancias. En vez de pensar en todas las justificaciones y razones por las que te sientes negativo por esta crisis, usa esa mente increíble para pensar en cómo todos estos desafíos que estás enfrentando son una extraordinaria oportunidad para sacar lo mejor de ti.

Toma el control de tu vida. TÚ eres el único que puede hacerlo. Nadie va a venir a rescatarte, todo depende de ti. Cuando asumes el control y te haces responsable de tu destino,todo cambia.

El cambio que tú emprendas te llevará a la vida que tú deseas. ¿Qué estás esperando para empezar?

Rafael Avilés Ledergerber

Presidente Ejecutivo, Ecuaprimas

Gracias Rodolfo Cabrera por la inspiración.

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS

 

Loading