líder liderazgo

4 maneras efectivas de convertirte en un mejor líder

Si quieres convertirte en un mejor líder, debes aprender a variar tu estilo de liderazgo para adaptarte a las necesidades de las personas que diriges y a la realidad de cada situación.

Las personas tienen diferentes niveles de capacidades, destrezas y motivación para diferentes situaciones. Y estas necesidades no sólo varían según la persona, sino también según la tarea.

Por ejemplo, Carlos, un excelente ejecutivo de servicio, podría tener un alto nivel de preparación para la tarea de administrar una cuenta, pero un bajo nivel de preparación para diseñar una presentación en PowerPoint.

Para ayudarnos en este desafío, Ken Blanchard implementó lo que se llama el «liderazgo situacional». Aquí comparto contigo los cuatro niveles de liderazgo que te servirán de guía para llevar a tu equipo a alcanzar su máximo potencial.

Nivel 1: Dirigir

La dirección es para las personas que requieren orientación específica para completar una tarea, porque se trata de una actividad nueva. El líder puede decir: «Carlos, esto es lo que quiero que hagas, paso a paso«. Es principalmente una conversación unidireccional porque la persona recién está aprendiendo y aún no tiene la experiencia en esa tarea.

Nivel 2: Coaching

El coaching es para personas que requieren de acompañamiento para completar la tarea porque, a pesar de haberla hecho antes, todavía necesitan aprender. El líder puede decir: «Carlos, esto es lo que me gustaría que hicieras«, y luego pedir la opinión: «¿Cómo lo piensas hacer?«.

Nivel 3: Apoyar

El apoyo es para las personas que han desarrollado las habilidades para completar una tarea, pero que todavía no la dominan para hacerla por sí mismas. El líder puede decir: «Carlos, esta es la tarea. ¿Cómo crees que debe hacerse? Conversemos sobre las ideas que tienes. ¿Cómo puedo ayudarte en esto?«.

Nivel 4: Delegar

La delegación es para las personas que tienen tanto las habilidades como la capacidad y la confianza para hacer una tarea por sí mismas. Han desarrollado la experiencia y saben qué hacer y cómo hacerlo. El líder puede decir: «Carlos, esta es la tarea. Si puedo ayudar, avísame. Cuento contigo.”.

La clave está en entender que un nivel no es «mejor» que otro y que cada uno es apropiado para la situación y la persona según la tarea, independientemente de la experiencia profesional o el tiempo que la persona tenga en la organización.

Los mejores líderes saben a quién en su equipo puede dejarse solo y quién necesita más dirección: para Carlos un nivel 4 de liderazgo quizás es el apropiado para delegarle las tareas propias de su cargo, pero podría requerir de un nivel 1 de liderazgo para dirigirlo en un proyecto nuevo en la empresa.

Comprométete a estar muy atento a la realidad de cada situación y a ajustar tu estilo de liderazgo a las necesidades de las personas que se te han confiado servir.

Juntos podemos impulsar el cambio que queremos ver en nuestras organizaciones ⭐

Rafael Avilés Ledergerber

CEO Ecuaprimas

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS