Energía: 8 claves para el liderazgo

Cuando piensas en líderes que generan impacto, ¿no es cierto que también tienen una cantidad increíble de energía emocional y física? Sin energía, nada se mueve, nada cambia. Y el cambio, la transformación y los resultados de una organización, de un equipo, requieren una enorme cantidad de energía.

La gestión de tu energía es clave porque sin una energía consistente y sostenible serás incapaz de hacer nada significativo en el mundo. Esto es cierto para todos, pero para los líderes, la motivación pasa de la conveniencia a la responsabilidad.

1. PROPÓSITO

El propósito es el motor de todo, lo que te mueve a actuar con una energía desbordante. El propósito es la razón por la que estás dispuesto a luchar y a enfrentarte a todo. Te llena, te inspira, te da la fuerza y la energía para hacer lo que tienes que hacer cuando tienes que hacerlo.

2. PENSAMIENTO POSITIVO

Tu capacidad para encontrar la ventaja en la adversidad determinará tu energía para superar los problemas. No hablo de un enfoque ingenuo de la vida en el que te engañas a ti mismo pensando positivamente que todo irá bien. No. Hablo de tomar las decisiones difíciles y las medidas necesarias para cambiar las cosas a pesar de los desafíos.

3. ACTITUD

No siempre podrás controlar las circunstancias a tu alrededor, pero SIEMPRE podrás decidir cómo actúas o reaccionas frente a ellas. Tú decides cómo cuidas tu energía y a qué le prestas tu atención. Cada momento, en cada oportunidad.

4. ALIMENTACIÓN

Mira la comida como el combustible para potenciar tus días porque lo que comes afecta tu rendimiento. Si realmente quieres más productivo, pregúntate si la comida que estás comiendo sirve como combustible para tu cuerpo o para complacer tus antojos. Para potenciar tu energía, para ser más eficiente en tu trabajo, presta atención a lo que estás comiendo.

5. EJERCICIO

El ejercicio reduce el estrés y aumenta tu energía. Sé que muchas veces “nos hace falta tiempo” para hacer ejercicio, nuestras vidas son tan “ocupadas”. Sí, claro. ¿No te parece que eso suena más a una excusa? Encuentra una actividad, la que más te guste, y practícala al menos 3 veces por semana, aunque solo sea salir a caminar unos minutos cada día. En serio, cambiará tu vida.

6. DESCANSO

Necesitas restaurar tu energía cada día para funcionar con la máxima efectividad. El descanso es parte de tu ciclo de trabajo y aprovecharlo de verdad mejorará tu productividad. Si estás bien descansado, no importa cómo se presente tu día, vas a tener la energía que requieres para cumplir con todo lo que tienes que hacer.

7. MEDITACIÓN

El estrés se origina en la conexión entre el cuerpo y la mente, y tiene consecuencias reales como fatiga e insomnio. La meditación baja el estrés y sube la energía. Tómate unos minutos cada día para preguntarte “¿quién soy?”, “¿cómo hago una diferencia en el mundo?”, “¿qué voy a hacer hoy que realmente importe?”. (Tip: si no eres de los que puede quedarse sentado solo pensando, puedes combinarla con el punto 5, funciona de maravilla).

8. RESPIRACIÓN

Sabes respirar, está claro. El problema es saber respirar cuando las cosas se ponen difíciles. Si no tienes aire, no tienes fuerza. Por eso es clave que aprendas a respirar en situaciones de estrés. Saber respirar de verdad hará que tengas más energía, que te enfermes menos y que enfrentes mejor cualquier desafío que se presente.

Mucha gente no logra lo que quiere simplemente porque la mente está dispuesta pero no tienen la fuerza para seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles. Comprométete hoy a cuidar tu energía para que puedas lograr todo lo que te propongas en la vida.

Rafael Avilés Ledergerber

CEO Ecuaprimas

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS

 

Loading