Enfócate en tus prioridades y aumenta tu productividad

Los líderes exitosos entienden que actividad no es necesariamente logro. Cuando estamos ocupados, naturalmente creemos que estamos yendo a algún lugar. Pero estar ocupados no equivale a ser productivos. Para eso están las prioridades.

Para aumentar tu productividad tienes que estar continuamente pensando con anticipación, entender qué es lo importante y qué es lo urgente, y ver cómo las cosas se relacionan con la visión de hacia dónde quieres ir.

Sé que no es fácil. Muchas veces las cosas prioritarias son las que menos nos gustan aún cuando sabemos que son las necesarias. Aquí están las 3 cosas que quiero compartir contigo esta semana.

1. La fórmula para ser más productivo. ¿Quisieras tener horas extras en tu día o más tiempo para poder cumplir con todas tus tareas? ¿Te sientes agobiado por todo lo que tienes por hacer y no te alcanza el tiempo para nada? Si este es tu caso, ¿no te gustaría ser más productivo y alcanzar mejores resultados de forma más eficiente? Para conquistar tus metas de manera más efectiva y lograr todas las cosas que quieres usa la Regla del 80/20:

El 20% de las cosas que haces equivalen al 80% los resultados que alcanzas, así de simple.

Tu reto es identificar ese 20% de actividades que equivaldrán al 80% de tu éxito en cada proyecto, tarea o gestión que realices. Los mejores líderes y las personas más productivas saben muy bien que si se enfocan en ese 20% de tareas que mayor valor le agregan a su objetivo y mayor impacto tienen en su resultado, lograrán cosas increíbles.

2. Identifica qué es lo IMPORTANTE. La pregunta que debes hacerte es: “¿qué puedo hacer que nadie puede o debe hacer por mí?”. La respuesta a esa pregunta te dará la clave de las actividades y tareas en las que debes enfocarte, dedica el 80% de tu tiempo a atender las cosas en las que más valor agregas. Si son urgentes, hazlas de inmediato. Y si no son urgentes, tómate un tiempo para organizarte y decidir sobre ellas, planifica y agéndalas para poder atenderlas en el momento indicado.

3. Entiende qué NO es importante. Vuelve a hacerte la pregunta anterior. Si estás haciendo algo que no es importante ni urgente, debes eliminarlo por completo, no tiene sentido que alguien le esté dedicando tiempo a cosas que no agregan valor. Y si estás haciendo algo que es urgente pero que no requiere tu participación personal, necesitas delegarlo enseguida.

Para ayudarte a decidir qué hacer en cada caso, puede servirte de guía la imagen que adjunto.

Que tengas una semana muy productiva y llena de éxitos.

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte superior derecha de la página.

Rafael Avilés Ledergerber

Presidente Ejecutivo

Ecuaprimas

Comparte este blog con tus personas favoritas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *