Los verdaderos líderes están al servicio de los demás

Los verdaderos líderes no lideran a través del poder sino de la autoridad, una autoridad que se gana con respeto, humildad y compromiso.

La clave está en vivir un liderazgo de servicio. Y para eso, una actitud de servicio debe impregnar todo lo que haces, cambiando tu enfoque de “cómo me sirven a mí” a “cómo puedo servir a las necesidades, crecimiento y bienestar de las personas a las que se me ha confiado liderar”.

Mientras más alto es tu cargo, mayor tu trabajo de ayudar a otras personas.

No me malinterpretes. Un líder servidor no es un esclavo de su gente, todo lo contrario. Debe identificar y satisfacer las necesidades de las personas, no sus deseos. Es como el padre de familia que le da a sus hijos lo que necesitan, no lo que ellos quieren.

El liderazgo de servicio va más allá. Se trata de construir a otras personas. Se trata de inspirar a los demás para alcanzar su máximo potencial.

Aquí están 3 formas de impulsar tu liderazgo de servicio y generar un verdadero impacto en la vida de los demás.

1. Escucha, escucha, escucha

Todo comienza con saber escuchar. Cuando los miembros de tu equipo saben que serán escuchados, estarán más dispuestos a compartir abiertamente sus ideas, fortaleciendo su compromiso y promoviendo la innovación. Esto te dará a ti nuevas perspectivas y te ayudará a encontrar una estrategia más estructurada e inclusiva que beneficie a todos.

Los líderes servidores se comunican escuchando primero.

Comprométete a escuchar sin interrumpir y sin juzgar, a crear espacios en donde todos puedan expresar sus ideas y opiniones de manera segura, poniendo toda tu atención en las necesidades de las personas haciéndoles sentir que son importantes.

2. Pon a los demás primero

El liderazgo no se trata de ti. Se trata de influir en las personas a las que se te ha confiado servir. Por eso es importante poner a los demás por encima de uno mismo y ayudarlos cada día a crecer.

Como líder es fundamental que generes un verdadero empoderamiento en las personas. Y para eso es esencial construir una relación de confianza: necesitas involucrar, entrenar y apoyar a la gente que te acompaña, ayudando a los demás a desarrollar sus habilidades y conocimientos, e impulsándolos a alcanzar todo su potencial.

3. No pidas algo que no harías

Los verdaderos líderes no piden a los demás algo que no están dispuestos a hacer ellos mismos, porque saben que el liderazgo es acción y ejemplo. Así que, si quieres ayudar a tu equipo a lograr resultados extraordinarios, tienes que estar dispuesto a modelar el comportamiento que quieres ver en los demás.

Genera un vínculo de confianza con tu gente y asegúrate de apoyar a tu equipo cuando más te necesita. Pregunta siempre “¿qué necesitas de mí?”. Tómate el tiempo para hacerles saber que te alegras de que estén contigo y que estás ahí para ayudarles a alcanzar sus objetivos.

Genera un vínculo de confianza con tu gente y asegúrate de apoyar a tu equipo cuando más te necesita. Pregunta siempre “¿qué puedo hacer por ti?”. Tómate el tiempo para hacerles saber que te alegras de que estén contigo y que estás ahí para ayudarles a alcanzar sus objetivos.

¿Te sumas a este liderazgo de servicio que ayuda a transformar la vida de los demás?

Cuéntame qué piensas, me encanta escucharte.

Rafael Avilés Ledergerber

CEO Ecuaprimas

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS

 

Loading