Si quieres ser un mejor líder, tienes que aprender a escuchar

¿Quieres ser un mejor líder? Aprende a escuchar mejor⭐

Cuando le pregunto a las personas que describan las características claves de un buen líder, «saber escuchar» siempre es una de las primeras que me mencionan.

¿Por qué?

Porque las personas quieren saber que su jefe se preocupa por lo que piensan y quieren sentirse escuchadas y valoradas.

Y el reto para muchos líderes es que no entienden la importancia de escuchar. En lugar de centrarse en lo que otra persona tiene que decir, se dedican a hablar. Sienten que deben demostrar que tienen todas las respuestas.

Pero los mejores líderes saben que cuando son buenos oyentes hacen sentir bien a las personas de su equipo porque se interesan realmente por ellas y por lo que piensan y sienten.

Aquí están 4 pasos que te ayudarán a mejorar tu capacidad de escucha para impulsar a los miembros de tu equipo a alcanzar todo su potencial.

1. Escucha con toda tu atención.

Haz lo posible por eliminar las distracciones. Aparta tu teléfono. Fomenta una comunicación abierta permaneciendo en sintonía y haciendo preguntas, pero no interrumpas. Y resiste la tentación de intervenir en los momentos de silencio, especialmente si eres una persona extrovertida. A veces la gente necesita tiempo para formular sus pensamientos.

2. Escucha en un nivel más amplio.

No solo te limites a oír lo que la otra persona está diciendo. Sumérgete en la conversación y fíjate en las señales de comunicación no verbal: presta atención a la conducta, el lenguaje corporal y el contacto visual de la persona. Reconoce cualquier emoción que la otra persona esté expresando y que refleje sus sentimientos para demostrar que la entiendes y que te conectas con ella.

3. Escucha con la intención de comprender.

Sentarte en silencio para escuchar una conversación no te hace un buen oyente. Participa activamente haciendo preguntas abiertas para hacer hablar a la otra persona, ganar en claridad y comprender mejor la situación, mostrando un genuino interés en lo que te tiene que decir.

4. Escucha sin juzgar.

Cuando escuchas sin juzgar generas confianza y una mayor conexión con la otra persona, porque le permite sentirse realmente escuchada y valorada. Mantente neutral y toma conciencia de lo que dice para asegurarte de que no parezca que estás haciendo suposiciones sobre una situación.

Escucha más de lo que hablas, porque los líderes que hablan más de lo que escuchan pronto no tendrán a nadie con quien hablar.

Comprométete a construir relaciones de confianza con los miembros de tu equipo acercándote más, escuchando mejor, interesándote en lo que para ellos es importante.

Tú puedes hacerlo, todos los días, en cada oportunidad ⭐

Te dejo aquí otro artículo que puede interesarte: El lenguaje del liderazgo: 3 hábitos que te ayudarán a generar un impacto positivo en los demás.

Rafael Avilés Ledergerber

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS


Loading