Si puedes cambiar tus hábitos, puedes cambiar tu vida 2

Si puedes cambiar tus hábitos, puedes cambiar tu vida

Los hábitos son poderosos. Dan forma a tu vida mucho más de lo que piensas. Así que, si puedes cambiar tus hábitos, puedes cambiar tu vida.

Pero no es fácil. El 85% de tus decisiones las toma tu subconsciente y el 50% de las cosas que haces cada día son controladas por tus hábitos.

Así que, para cambiarlos, debes aceptar el duro trabajo de identificar las acciones que impulsan tus hábitos y comprometerte a cambiar de forma consciente tus rutinas para tomar el control de lo que quieres para ti.

Y todo empieza con una simple acción: tomar la decisión de cambiarlos.

1. Decide qué quieres cambiar

Si quieres mejorar tu estado físico, ser más productivo o construir relaciones más sólidas, debes tener un plan de acción. Sigue esta simple guía de 3 pasos que te ayudará a cambiar tus hábitos:

  1. Determina el hábito que quieres implementar (por ejemplo, meditar por las mañanas).
  2. Identifica el detonante que te impide hacerlo (por ejemplo, revisar el teléfono al despertar y sumergirte en asuntos del trabajo o en redes sociales).
  3. Cambia conscientemente la rutina (decide no volver a revisar el teléfono después de apagar la alarma hasta que hayas terminado con la meditación).

Aquí la clave está en que comiences a tomar decisiones conscientes para que puedas salir de las rutinas que te están desviando del lugar a donde quieres ir.

Lo importante es dar el primer paso.

2. Empieza con pequeños cambios.

Inicia con una versión del nuevo hábito que sea increíblemente fácil para ti. Debe ser tan fácil que no puedas decir que no a hacerlo y tan fácil que no sea nada difícil al principio. Luego aumenta tu hábito cada cierto tiempo, pero de una manera increíblemente pequeña.

Por ejemplo, si quieres empezar a meditar, no intentes con una sesión de una hora en sánscrito. Comienza más bien con una meditación guiada de 5 minutos que sea fácil de escuchar y de seguir.

Sé que pequeñas ganancias pueden parecer insuficientes al principio, pero pequeños pasos te llevarán lejos. La clave es dar consistentemente esos pasos en la misma dirección.

3. Ok, suena bien, ¿qué hago ahora?

Enfócate en practicar el nuevo hábito en lugar de preocuparte por el resultado. Desarrolla la habilidad de ser consistente. ESA es una habilidad que será valiosa en casi todas las áreas de tu vida.

A veces el cambio lleva mucho tiempo. A veces requiere repetidos experimentos y fracasos. Y a veces es increíblemente difícil. Pero tú tienes el poder de cambiar tu mundo y de conseguir todo lo que te propongas si estas realmente comprometido a cambiar tu vida.

Un hábito a la vez.

PD: el ejemplo de la meditación es real, implementé ese hábito en mi vida exactamente como te cuento; en otro artículo te contaré más sobre el impacto que ha tenido en mí.

Rafael Avilés Ledergerber

CEO Ecuaprimas

Gracias por leer el blog. Si quieres recibirlo cada semana solo haz clic en el botón “Seguir” que está en la parte inferior de la pantalla (versión móvil) o en la parte superior derecha de la página (versión web).

Comenta, comparte, inspira ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS PARA LOGRAR TODO LO QUE TE PROPONGAS

 

Loading